Nuestra Historia Institucional

Cristo del Consuelo

Reseña
Histórica

En 1997 el Monseñor Gustavo Riofrío instaló en los predios de la Iglesia de la Parróquia San Antonio de Pádua, ubicada en la Ciudadela Ibarra, una pequeña guardería, nombrada: “Estrellitas Futuras del Sur”; la finalidad de esta guardería era la de ayudar a las madres que se encontraban cercanas a la Parroquia para que cuenten con un lugar seguro, en dónde dejar a sus pequeños hijos mientras van a trabajar.

Esta iniciativa tuvo tanta acogida por los moradores de la Parroquia, que nació la idea de crear un centro educativo. El 29 de mayo del 2001 se crea el Colegio Particular Cristo del Consuelo, por decisión del Reverendo Padre Edwin Patricio Ortíz Morillo.

En un inicio el establecimiento tuvo dos aulas donde funcionaban jardín y primer grado con 24 estudiantes.

El trabajo del Reverendo Padre Edwin Patricio Ortíz Morillo y la comunidad fue ardua y sacrificada buscando mejorar la infraestructura Institucional. Se realizaron mingas que poco a poco fueron mejorando los espacios físicos con los que la Institución contaba.

Es así que en el año 2005, con nuevas y con la legalización correspondiente hasta sexto grado se acoge a nuevos estudiantes. Más tarde el 3 de marzo del 2009, asume la tutoría legal el Reverendo Padre Francisco Javier Garcés Hurtado.

Con la Administración del Padre Francisco la Institución se transforma en Unidad Educativa con autorización legal del Ministerio de Educación. Luego, para el 15 de Agosto del 2016, termina la administración del Padre Francisco y asume la administración general nuestro apreciado  Lic. Patricio Riera Villalba y como guía espiritual el Reverendo Padre Javier Catota, Párroco de la Comunidad San Antonio de Pádua.

Como resultado de este cambio administrativo se alcanza los objetivos de formar seres humanos de fe consagrados a Dios y La Virgen María, con valores cimentados y sólidos conocimientos adquiridos y experimentados, capaces de ser líderes  útiles para enfrentar los desafíos de la vida . 

Por todo lo expuesto y haciendo evocación se destaca la frase Consuelina: “Más que un Colegio, somos una Familia” porque rescata nuestra noble labor Institucional y nuestro aporte con la Comunidad.